Noticias Principales
En campamento Millantú de Puente Alto se desarrolló jornada en terreno de asesoría y apoyo a migrantes

En campamento Millantú de Puente Alto se desarrolló jornada en terreno de asesoría y apoyo a migrantes

El operativo realizado por el Incami y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM Chile), en coordinación con la Corporación Sopeña, reunió a más de 80 familias migrantes, provenientes principalmente de Haití y Colombia.

Desde las 14:00 horas de este jueves 04 de noviembre comenzaron las atenciones en el campamento Millantú de Puente Alto, donde profesionales del Instituto Católico Chileno de Migración se trasladaron hasta allí, para brindar asesoría jurídica de manera gratuita, apoyo en cuanto a trámites migratorios y regularización a una gran cantidad de familias migrantes que habitan en dicho campamento.

Este nuevo operativo, se suma a los más de 40 realizados desde enero hasta la fecha en más de 30 comunas del país y fue organizado en conjunto con la Corporación Dolores Sopeña, quienes también brindan atención a población migrante por medio de cursos, capacitaciones y desarrollo integral.

Según señaló la religiosa y directora de la corporación, Gabriela Herrera, desde mayo del 2020 vienen asistiendo a miembros de este campamento, a través de apoyo social como entrega de mercadería y ropa. Respecto al operativo, comentó, “la de ayer fue una jornada extraordinaria. Yo conozco el profesionalismo del Incami y el servicio que se entrega es muy profesional, pero por sobre todo, de mucha calidad humana. Entonces, el haber hecho esto entre estas dos corporaciones ha sido muy bueno, porque nosotros ya teníamos un recorrido, se pudo preparar esta actividad óptimamente y la presencia del Incami en términos de confidencialidad y de acogida es buenísima, se pudo llegar casi a 90 personas atendidas”.

Por su parte, el director del Incami, padre Lauro Bocchi, expresó la intención de estos operativos en terreno. “Queremos que las personas se regularicen, porque creemos que lo esencial para que ellos tengan un poco de esperanza en este nuevo país, es empezando por ahí, regularizando su situación, que puedan trabajar de manera formal, tener sus derechos en salud, en educación, esa es nuestra intención”.

“Ellos se van con la confianza de que no les estamos engañando, les estamos diciendo su realidad. A lo mejor, no les solucionamos el problema al 100%, porque todo tiene un proceso. Pero ellos se van con la confianza de que es verdad lo que se les está diciendo y entregando. Fue muy satisfactorio ver cómo salían después de la atención, con una cara de alegría de poder decir “si, voy a poder realizar mis trámites, porque me han dado una excelente información y atención””, finalizó la directora de la Corporación Dolores Sopeña.

Deja tu comentario