Este último mes del año, el Instituto Católico Chileno de Migración INCAMI realizó tres operativos, en los que pudo llegar a un universo de más de 430 personas migrantes en busca de orientación en temas migratorios. El equipo se trasladó a dos comunas de la Región Metropolitana, Colina y Puente Alto y, además, viajó a la región de Antofagasta, en específico a la ciudad de Calama, gracias al apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones OIM.

En estos tres operativos en terreno, además de la asesoría migratoria personalizada, se realizaron asesorías generalizadas o charlas, principalmente, para quienes todavía están a la espera de una resolución por su ingreso irregular al país, autodenuncia y el proceso de empadronamiento. Además, continuaron llegando casos de forma espontánea para solicitud de visa temporal de niñas, niños y adolescentes, como en el resto de los operativos del año. 

Colina

El 1 de diciembre fue la primera vez que INCAMI se trasladó a esta localidad del norte de la Región Metropolitana, con el apoyo de la Municipalidad de Colina, desarrollando el operativo en sus instalaciones. En esta jornada se atendieron principalmente a mujeres, y la nacionalidad que predominó fue la boliviana con 29 atenciones, le siguió Venezuela con 19, Colombia con 14 y Haití con 10, aunque también, en menor medida, hubo consultas de afganos, dominicanos, ecuatorianos y peruanos.

Calama

Los días 4, 5 y 6 de diciembre el equipo de INCAMI viajó a la región de Antofagasta para atender a las personas migrantes que residen en la ciudad de Calama. En esta oportunidad se detectaron muchos casos de personas que habiendo ingresado como turistas buscan cambiar su estatus migratorio en Chile, desconociendo que la actual Ley de migraciones no permite esta acción, salvo en casos muy específicos, también hubo consultas sobre regularización de niños, niñas y adolescentes y de trámites que se pueden realizar en la plataforma del Servicio Nacional de Migraciones. En total, se completaron 296 atenciones de migrantes de diversas nacionalidades.

Betsy Rangel, coordinadora de vinculación y logística, explicó que en esta segunda visita que hace INCAMI a Calama se encontraron con mayor vulnerabilidad: “Vimos muchos casos de ingresos por paso no habilitado, también a muchos bolivianos que ingresaron con visa de turista, sin haber aprovechado la oportunidad de la visa del Mercosur, que incluso no tiene costo para ellos. La desinformación es muy fuerte entre la comunidad de migrantes”.

Puente Alto

El último operativo del año, se realizó el 14 de diciembre gracias a la colaboración y trabajo conjunto con la Delegación Presidencial Provincial de Cordillera y la Corporación Dolores Sopeña. La jornada tuvo un alcance de 60 atenciones, predominantemente a mujeres, y en cuanto a las nacionalidades, hubo 40 atenciones para la comunidad venezolana, 10 de Colombia, 2 de Ecuador, 2 de Haití y 5 de Perú.

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */