Un análisis por la legislación actual y el vínculo con diferentes campos como el laboral, la educación y la salud, desde una perspectiva teórico-práctica y con un enfoque intercultural, fueron los temas abordados en la última versión de la Academia de Migración, que contó con 45 participantes, quienes día a día se involucran con la atención a personas migrantes.

En este sentido, el programa desarrollado por el Instituto Católico Chileno de Migración, INCAMI, en el marco del proyecto “CRISOL: Movilidad Humana y Derechos”, durante el 2023, despertó un gran interés, en especial en el área legal y las materias educativa y laboral.

La Academia, que proporcionó herramientas para mejorar el desempeño de personas que orientan a grupos y familias migrantes en distintos contextos y espacios de inserción, tendrá una importante utilidad para los alumnos que tienen distintas profesiones y oficios, considerando que la inscripción estuvo orientada principalmente a personas que trabajan en colegios, municipios, centros de salud familiar, entre otros espacios.

Al concluir este proceso, Karla Nowajewski, encargada de proyectos de INCAMI, contó con mucha alegría, que “si bien el proyecto CRISOL fue el que nos dio paso para abrir la Academia de Migración, hoy ya es un área dentro de INCAMI y no solamente tenemos este curso de formación integral en migración, sino que también unos sobre previsión social y otros que podamos ir desarrollando”.

Para nosotros es clave participar y ser actores relevantes en el proceso formativo de personas que, en distintas áreas, se dediquen a la atención u orientación de personas migrantes, porque ellos, finalmente, terminan siendo agentes replicadores de la información. Así que, estamos muy contentos de cerrar este primer proceso con 90 personas certificadas, 45 por cada año de ejecución del proyecto”, agregó Nowajewski.

Por su parte, Marcela Guillibrand, coordinadora Programática de Fundación Avina, considera que, “el acceso a la información es un derecho que debe ser garantizado para cualquier grupo específico, contribuir a él es parte de los objetivos de esta Academia. Creemos firmemente en que recibir capacitaciones adecuadas y conocimiento específico sobre legislación vigente, permite que las personas migrantes reciban el apoyo que necesitan para avanzar en sus trámites y garantizar sus derechos. Al contar con estos espacios formativos y comprender las regulaciones y requisitos necesarios, se orienta de manera más efectiva y se promueve su inclusión en la sociedad de acogida”.

Es relevante destacar que la Academia de Migración mantiene su compromiso de capacitar a profesionales y voluntarios dedicados al campo de la migración. A su vez, el proyecto CRISOL, apoyado por la Unión Europea fortalece el rol de las organizaciones migrantes y pro-migrantes, asegurando su participación efectiva en la construcción de pactos sociales y políticos.

El proyecto “CRISOL: Movilidad Humana y Derechos”, es financiado por la UE, y se implementa en conjunto por el INCAMI, el Observatorio Ciudadano y la Fundación Avina.

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */