Luego de los incendios en Valparaíso y sus efectos devastadores en distintas comunas, INCAMI de Santiago más su equipo de la región, identificaron dónde poder entregar apoyo. Así, durante febrero se juntó comida, enseres, agua, elementos de protección personal y otros, para las comunidades afectadas. Además, junto a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se realizaron tres operativos de asesoría migratoria en Quilpué.

Desde el Centro de Acopio de INCAMI en Santiago se levantó una campaña solidaria a través de redes sociales, que tuvo una gran acogida por parte de la comunidad. Tanto así, que el equipo social hizo dos viajes a la zona afectada en los que entregó un total de 5 toneladas de ayuda humanitaria.

André Ramôa, coordinador del centro, explicó: “Entregamos la ayuda en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, que está funcionando como centro de acopio y desde allá hacen el reparto directamente a los damnificados y a 5 ollas comunes que acompaña esa comunidad”.

Operativos en Quilpué

En un trabajo conjunto con la Organización Internacional para las Migraciones, la Municipalidad de Quilpué e INCAMI Valparaíso, se realizaron tres jornadas de atención y asesoría a migrantes afectados por la emergencia. Incluso, en uno de los operativos se sumó el Consulado de Haití quienes también entregaron asesoría específica a la población de Haití en la zona.

Dos de estos terrenos se hicieron en la misma Parroquia Nta. Sra. del Rosario, donde llegaron a consultar migrantes de todo Quilpué y también se realizó uno específicamente en la toma Las Lomas, donde se hizo atención directa a las personas afectadas en su lugar de vivienda. En las tres instancias se logró atender a más 100 personas.

Es importante llegar con atención y asesoría migratoria en momentos de emergencias como este, donde muchas personas perdieron su documentación. Pero también nos dimos cuenta en terreno, que muchas personas nunca habían recibido un acompañamiento de esta forma y algunos pudieron consultar por primera vez sobre su situación migratoria”, cuenta Betsy Rangel, coordinadora de vinculación y logística de INCAMI.

INCAMI Valparaíso

El equipo de INCAMI Valparaíso se activó del momento uno, primero levantando un catastro propio de los migrantes damnificados y activando ayudas humanitarias. Además, se sumó a distintas mesas de trabajo local, con otras organizaciones con las que sacaron adelante distintos planes de acción. Entre lo más destacado de estas instancias, explica Evelyn Alfaro, coordinadora de INCAMI Valparaíso, está el apoyo del Servicio Nacional de Migraciones.

El Sermig está haciendo un trabajo especial en la zona, acelerando la resolución de algunos trámites e inició un proceso de empadronamiento exclusivo para los afectados. También estamos con otras organizaciones, como Caritas, la Cruz Roja, ACNUR y OIM, las municipalidades y otras instancias gubernamentales y de la sociedad civil, lo que ha resultado en una ayuda real para las personas”, explica Alfaro.

En concreto, las ayudas que ha entregado INCAMI Valparaíso, también han sido posibles gracias al trabajo colaborativo con Caritas Valparaíso y la ONG Comunidad de Organizaciones Solidarias, quienes han entregado financiamiento directo. Evelyn cuenta: “Con Caritas trabajamos de la mano en el Obispado de Valparaíso y si bien ellos llevan adelante las campañas y consiguen los recursos, también destinan parte de lo recaudado para que nosotros apoyemos a los migrantes de la región”.

Si bien mediáticamente la emergencia pareciera haber quedado atrás, desde el territorio, el equipo de INCAMI Valparaíso, recalca que todavía se necesita mucha ayuda, que muchas personas quedaron sin nada y que la reconstrucción recién está partiendo. Por eso, Evelyn hace un llamado: “Es importante no perder de vista las campañas y seguir aportando para que la región de Valparaíso se levante nuevamente”.

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */