Al campamento Millantú, ubicado en la comuna de Puente Alto, llegaron cientos de personas buscando la orientación migratoria gratuita brindada por los profesionales de INCAMI gracias al apoyo de OIM, Caritas Chile y la Fundación Dolores Sopeña. 

En el territorio y a pesar del frío y la lluvia, las familias siguen buscando alternativas que permitan su regularización en el país, para que, por medio del camino correcto, puedan acceder a más oportunidades laborales y junto con ello mejorar las condiciones de vida de ellos y sus familias. 

En este campamento viven niños, niñas, adolescentes, embarazadas, personas mayores y personas enfermas que a pesar de todos sus esfuerzos, no logran acceder a oportunidades reales de integración, menos aún tener acceso a información básica de sus procesos de regularización, pues no cuentan con electricidad, dispositivos ni internet para dar seguimiento. Por eso nos alegramos cuando gracias al operativo en terreno, ellos logran saber que sus solicitudes están en camino, que les han aprobado una visa o cuando simplemente acceden a una asesoría gratuita luego de ser reiteradamente estafados por falsos asesores. 

El interés de INCAMI es ampliar la cobertura de los operativos, sin embargo, los recursos son limitados, como lo expresó la coordinadora de proyectos Katherine Vásquez: “son miles de familias migrantes que viven en los campamentos y necesitan de nuestro apoyo, no obstante, los recursos son limitados y a pesar de todo el esfuerzo, siguen existiendo territorios a los cuales no hemos llegado”. 

Frente a esta situación Padre Lauro Bocchi, director ejecutivo de INCAMI y quien se encuentra presente en cada operativo indica: “necesitamos que más manos apoyen esta realidad, por eso hago un llamado a todas las instituciones que trabajan con personas migrantes a que complementen sus seminarios, encuentros y comunicados con acciones territoriales que nos permitan unir fuerzas e ir en apoyo de quienes hoy más lo necesitan”. 

Visitas: 1