El Papa Francisco nos ha invitado a orar por los que huyen de su país este mes de Junio, mediante un video[1] donde se refiere al drama de las personas que huyen de su país (ej: por guerras o del hambre), obligados a viajes llenos de peligros y violencias. Allí el Papa nos habla del sentimiento de desarraigo que sufren, de que son vistos con miedo, apareciendo así “el fantasma de los muros”, tanto físicos como en el corazón. Nos recuerda que como cristianos no podemos tomar estas ideas que no ayudan a la acogida de quienes se ven obligados a dejar su país, pues al acoger a estas personas acogemos también a Cristo. Por lo mismo, se hace necesario promover una cultura que pueda proteger los derechos y la dignidad de las personas desplazadas y que los pueda acompañar, promover e integrar. Se pide especial oración para que puedan encontrar aceptación y nuevas oportunidades de vida. Este mensaje es propicio para la conmemoración del Día Mundial de las Personas refugiadas que se conmemora este 20 de junio.

Sin embargo, al mirar lo que ha ocurrido con las solicitud de refugio en nuestro país es preocupante: De acuerdo a cifras del Servicio Nacional de Migraciones[2], en el período comprendido entre el año 2010 y el segundo semestre de 2023, se recibieron 30.597 solicitudes de refugio, de personas de las siguientes nacionalidades: 41,3 % de Venezuela, 30% de Colombia, 21,8% de Cuba y 6,9% de otras nacionalidades.  No obstante, del total de las solicitudes ingresadas, solo 957 fueron reconocidas: 46,5 % de Colombia, un 15,3 % de Afganistán, 11,4% de Siria y un 26,9 % de otros países.

Por otra parte, se registraron un total de 8.750 solicitudes de refugio rechazadas, principalmente de personas de Colombia (44 %), Venezuela (29,4 %) y Cuba (22 %).

En relación a esto último, se hace relevante revisar de manera integral el porqué de tantas solicitudes de refugio, son aprobadas un número tan pequeño. Llama la atención también que uno de los países que sabemos que está viviendo una profunda crisis política y social como Venezuela no aparezca dentro de las nacionalidades que más permisos de refugio han sido concedidos por nuestro país.

Es preciso considerar, que si bien el Estado de Chile ha estado liderando el proceso de reflexión en cuanto a la Declaración de Cartagena +40, en la cual se ha comprometido a proteger a las personas refugiadas[3]. Es necesario que avancemos en tener una conciencia colectiva que permita mirar los procesos en las instituciones encargadas de acoger a las personas que solicitan refugio, además de que podamos promover la acogida de estas personas en las diversas comunidades intraeclesiales y extra eclesiales. Reconociendo en ellas su dignidad que le es propia, reconociendo también a Cristo en ellas.

Declaración Red Clamor

[1] Red de Oración Mundial por el Papa. Video de Intención de Oración del Papa Francisco, Mes de junio 2024. Video Disponible en: https://youtu.be/rWaLNtjnovM?si=7W25yWDkMw3zvSPE

[2] Servicio Nacional de Migraciones. Minuta Refugio en Chile. Febrero 2024.

[3] Ministerio de Relaciones Exteriores, Chile. Proceso de Cartagena +40: Disponible en: https://www.minrel.gob.cl/proceso-de-cartagena-40

Visitas: 65