“Impulsa Migrante” es el nombre del proyecto que busca que los emprendedores avancen hacia un negocio sostenible. Su principal objetivo es ayudar a aumentar las probabilidades de éxito e impacto de emprendimientos liderados por migrantes venezolanos.

El programa beneficiará a 50 emprendimientos con capacitaciones técnicas, mentorías grupales y acceso a un Capital Semilla de $400.000 (pesos chilenos). Para participar, se debe postular a través de un formulario, hasta el 3 de mayo, y se debe cumplir con los siguientes requisitos: ser migrante venezolano, mayor de 18 años, tener un emprendimiento funcionando hace al menos 3 meses y que residan en cualquier comuna de las regiones de Tarapacá y Metropolitana.

Las organizaciones a cargo de liderar este programa tienen en común el abordaje social y el respeto por la dignidad de las personas. Emprediem, es una Empresa B y Comercio justo certificada, que cree en el emprendimiento como una herramienta de transformación social; Caritas Chile busca promover el desarrollo humano integral, la dignidad de las personas, la justicia social y los derechos humanos; e INCAMI, por su parte promueve la dignidad y derechos de las personas migrantes, mediante acciones de acogida, protección e integración.

Valentina Lagos, socia y directora de Impacto de Emprediem, reflexiona: “La migración es un tema relevante, y es fundamental abordarlo desde diversas aristas. En este contexto, el emprendimiento es una tremenda herramienta de movilidad social. Contar con un ecosistema emprendedor fortalecido y apto beneficia tanto a las personas involucradas en esa pyme, a las personas que están en su entorno, como a todos los que participan en su cadena productiva”.

En esa línea, Taniha Rodríguez, representante de Caritas Iquique, explica desde el trabajo en terreno: “Vemos que existe una falta de respuesta concreta sobre la regularización de estos emprendimientos. No hay patentes que sean accesibles para grupos familiares de migrantes que están irregulares, debido a una inexistencia de un RUT provisorio que permita generar ingresos más estables para la comunidad, lo que los hace enfrentarse muchas veces al comercio ambulante y al riesgo de que les requisen los implementos de trabajo”.

Da parte de INCAMI, Karla Nowajewski, encargada de proyectos, manifiesta: “Sabemos, por el trabajo diario que realiza INCAMI asesorando a personas que llegan todos los días a Chile, las dificultades que viven quienes migran y que muchos tienen como único objetivo trabajar para poder salir adelante. Así que a propósito de eso que vemos todos los días, es que nos sumamos a este programa y buscamos entregar apoyo a esas personas que ya están emprendiendo y necesitan un empujoncito para lograr el éxito en nuestro país”.

Visitas: 2