¿POR QUÉ “EL DÍA DEL MIGRANTE”?

 

El DÍA DEL MIGRANTE fue instituido por el Papa Benedicto XV, en 1914. Encuentra su sentido y razón de ser, en la llamada que Dios hace a su Iglesia desde los inicios y que por lo tanto, está inscrito en las bases de la caridad cristiana: “En la comunidad cristiana nacida en Pentecostés, las migraciones forman parte integrante de la vida de la Iglesia, expresan la profunda universalidad, favorecen la comunión, influyen en el crecimiento” (Instrucción Pontificia Erga Migrantes Caritas Christi, Nº 97).

El Pueblo de Israel fue peregrino y vivió la experiencia de ser migrante, deportado, refugiado y forastero. Así, el día del Migrante viene a resaltar la urgencia de considerar a los extranjeros, quienes, desde la iluminación bíblica, están consideradas entre las más necesitadas junto a los pobres, las viudas y los huérfanos.

Consagrar un día es, además, tomar conciencia del sufrimiento de cada migrante, es tomar el tiempo para la escucha y enterarse de que, en la actualidad, cada vez más, aumenta el número de personas migrantes que dejan su vida familiar, en busca de los medios necesarios para que vivan dignamente; es ver el sacrificio de tantos estudiantes que se exilian para asegurar, no sólo su futuro personal, sino también un trabajo de calidad para el futuro de su familia.

 “La celebración anual del Día Mundial del Emigrante será la ocasión de redoblar esfuerzos… a fin de poder ayudarse a vivir juntos ante Dios – en el mismo momento – un día de oración, acción y sacrificio para la causa de los emigrantes …” (EMCC, Nº 72).

El día del Migrante es una oportunidad para que todos podamos renovar, en la fe, la confianza en Dios, Padre de todos los hombres, de todas las razas, de todas las lenguas, orígenes y culturas. Convicción que viene a dar un nuevo vigor a todas las iniciativas diocesanas habituales que siguen siendo la columna vertebral de la atención de la Iglesia en la Pastoral de la Movilidad Humana y a hacer que todos los cristianos y hombres y mujeres de buena voluntad, se pregunten sobre su compromiso ante la inaceptable deshumanización de la persona, la que debe ser reconocida y respetada en su sacralidad.

Es también el día Nacional del Migrante, la ocasión de tomar conciencia de las distintas facetas que toma hoy el fenómeno de la migración, de las dificultades tanto en los países de acogida como de los de procedencia de quienes emigran, y también posibilidad de hacer presente las riquezas que conlleva la migración, tales como el intercambio de las culturas y el compartir material, intelectual y espiritual, como la complementariedad cultural que todos adquirimos.

Es asimismo un día que permite observar humanamente y en la fe la vida de los migrantes, conociéndolos, aprendiendo de ellos y aceptando buscar juntos los caminos de vida suscitados por ellos, por sus valores culturales, por su trabajo diario, por su testimonio de fe en nuestra sociedad y en nuestras comunidades cristianas.  El día del Migrante es una oportunidad más, para que aquellos que profesan un mismo credo puedan celebrar juntos la fe y orar unos por el bien de los otros.

En Chile el día Nacional del Migrante se celebra el primer domingo de septiembre. En este día también se realiza la colecta Nacional INCAMI.

Colecta Nacional

INCAMI

 

Con la Colecta NACIONAL el INCAMI, invita a todas las personas y especialmente a los católicos, a sobresalir en su espíritu de solidaridad y empatía, para que las personas en situación de movilidad humana puedan encontrar espacios dignos de ayuda, que permitan una inclusión social plena en los lugares de tránsito y de destino.

Esta Colecta Nacional INCAMI está comprendida como una Colecta Imperada.

 

¿Qué son las colectas “Imperadas”?

 

Son las colectas que se realizan durante el año en la Iglesia Universal y especialmente en las parroquias, cuyos fondos se destinan a sostener acciones pastorales extra parroquiales, destinadas a otras comunidades o instituciones, ya sean universales, nacionales o locales, para cubrir o asistir iniciativas caritativas y anunciar el Evangelio.

Colecta Imperada INCAMI Migrantes

 

El organismo de la Conferencia Episcopal Chilena para la Pastoral de Movilidad Humana (PMH), es el Instituto Católico Chileno de Migración INCAMI, el cual tiene a su cargo la animación y coordinación de esta Pastoral de Movilidad Humana en Chile y se ocupa de la motivación y la realización de la Colecta Nacional de ayuda a los Migrantes, la cual se realiza en todas las Diócesis del país. De la misma manera el INCAMI se ocupa también de la animación y celebración el Día Nacional del Migrante, el cual se realiza el primer domingo de septiembre de cada año, cumpliendo con su misión de promover, animar y coordinar la evangelización del mundo de la movilidad humana, en nuestro caso.

Afiches de Colectas

vinculación pastoral y logística

Datos para el aporte

Rut: 82067900-8

Nombre: Instituto Católico Chileno de Migración

Cuenta corriente N°: 166-35764-02

Banco de Chile

Mail: contacto@incami.cl

Tel/Fax: +5622 222 6440

Gral Bustamante 180, Providencia, Región Metropolitana

Horarios de atención: De lunes a viernes de 09 a 13 hrs. y de 15 a 18 hrs.

Comparte esto:

Me gusta esto:

Me gusta Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: