Yovanni Profeta Adames

Soy Yavanni Profeta Adames. Llegué a Chile en el  2014 por tierra, enfrentando muchas dificultades y penurias, pero con la ilusión de solucionar muchos problemas familiares que dejé. Desde entonces he trabajado en todo, en pollería, limpieza, vendiendo jugos y haciendo desayunos, para poder ayudar a mi familia en mi país.

Cuando llegué a Arica, conocí al INCAMI por la labor que realizan. Me han apoyado mucho con los trámites de mi visa y en etapas de depresión y angustia, ya que ha sido muy difícil establecerme y me tomó 2 años obtener mi primera Visa Temporaria.

Hoy estoy con la esperanza de una Visa Definitiva para poder ir a visitar a mis 3 hijas y dos nietos, a quienes aún no conozco personalmente, ya que mi comunicación con ellos es vía internet.

La labor de acogida de INCAMI es tarea de todos y todas