Historia

Home » INCAMI » Historia

Contexto

Durante el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial, la realidad migratoria se volvió dramática, no sólo por las destrucciones causadas por el conflicto, sino también por la agudización del fenómeno migratorio y de los refugios masivos. En este contexto, con la Constitución Apostólica Exsul familia, publicada por Pío XII el el 1ª de agosto de 1952, la Santa Sede delinea, de modo global y sistemático la pastoral de los migrantes, proponiendo que se constituyera en cada país una Comisión encargada de la animación y coordinación de la Pastoral Migratoria. Para responder a esta indicación de la Santa Sede, se constituye en nuestro país la Fundación del Instituto Católico de Migración, como organismo de la Conferencia Episcopal de Chile.

Con el estímulo dado por el Nuncio Apostólico Monseñor Sebastiano Baggio, a partir de marzo de 1955, se constituye en la sede de la Nunciatura Apostólica de Santiago de Chile la Junta Ejecutiva y posteriormente el Consejo de INCAMI, integrados por el Exmo. Mons. Alfredo Cifuentes Gómez, Arzobispo de La Serena y Presidente de la Comisión Episcopal Chilena de Migración; el Rvdo. P. Raúl Silva Henríquez (luego cardenal), Director Nacional de las Obras de Migración; el Sr. Fernando Aldunate, Presidente del Consejo, el Pbro. Wolfgang Wallisfurth Ploch, Secretario Ejecutivo, el Sr. Julio Philippi Izquierdo, la Srta. Adriana Izquierdo Phillips, Sr. Raúl Irarrázabal Lecaros, Sra. Laura Echegoyen de Poblete, Sr. Héctor Ríos Igualt, Sr. Enrique Arechavala Marin, Sr. Jorge Aguayo Blaitt y un grupo de sacerdotes capellanes nacionales de las comunidades de inmigrantes europeos: P. Antonio Mascarello, para los italianos, P. Humberto Kalthoff, para los alemanes, P. Simón Wojcicki, para la comunidad polaca, P. Ambrosio Szolás, para los húngaros, P. Agustín Perodko, para los ucranianos de rito bizantino eslavo, Pbro Francisco Keng, para los chinos y P. Juan Comber.

Creación de INCAMI

INCAMI nace con el fin de aunar los esfuerzos de las instituciones católicas y de los organismos gubernamentales nacionales e internacionales para promover y apoyar a los inmigrantes y emigrados chilenos en su proceso de establecimiento e integración en la sociedad de acogida.

Desde la perspectiva de un acompañamiento integral de las personas, familias y comunidades de migrantes en su proceso de inserción en la sociedad chilena, INCAMI inicia sus actividades en 3 principales ámbitos de acción:

  • Coordinación de la Pastoral de los migrantes con las diócesis, al tenor de la Constitución Apostólica “Exsul Familia”, que definía las orientaciones pastorales y jurídicas para la atención religiosa de los migrantes católicos, con la designación de capellanes nacionales para las comunidades de inmigrantes europeos y asiáticos, la organización del Día del Inmigrante y la relación con la Comisión Católica Internacional para las Migraciones.
  • Creación del Hogar del Inmigrante, el 5 de mayo de 1955, a cargo de INCAMI y del CIME (Comité Intergubernamental para las Migraciones Europeas). Funcionó en un edificio estatal de Quinta Normal, con capacidad de acoger a 200 personas, fue atendido por las Hermanas Carmelitas Terciarias Misioneras y concluyó sus actividades en el año 1963.
  • Información a la opinión pública acerca del fenómeno de las migraciones y de los esfuerzos realizados por la Iglesia para la inserción e integración de los migrantes en la sociedad de acogida, a través de la publicación del Noticiario de INCAMI y otros materiales impresos para la celebración del Día del Inmigrante.

A solicitud de la Nunciatura Apostólica, durante el año 1955, INCAMI intervino en la organización de una federación de todas las obras asistenciales y caritativas católicas existentes en Chile. Esta actividad tuvo como finalidad la formulación de los estatutos de una futura “Cáritas Chile”, elaborados por el Rvdo. P. Raúl Silva Henríquez, el Pbro. Dr. Wolfgang Wallisfurth y el diputado Héctor Ríos Igualt, y aprobado por la Conferencia Episcopal de Chile.

INCAMI obtuvo su personería jurídica eclesiástica, otorgada por el arzobispo de Santiago Cardenal José María Caro, el 21 de junio de 1955, y la personería jurídica civil, concedida por Decreto N° 4.159 del Ministerio de Justicia, el 16 de agosto de 1955 como fundación.

Cronología

En sus 50 años de actividad, se destacan tres periodos diferentes en INCAMI. En sus dos primeras décadas, se dedicó preferentemente a la atención pastoral y social de los inmigrantes y refugiados provenientes de Europa, después de la Segunda Guerra Mundial. A partir del año 1973, con la crisis política que afectó a Chile, INCAMI focalizó su atención en los exiliados y refugiados chilenos en exterior. Con el retorno de la democracia al país, a inicios de los años 90, INCAMI promovió un programa de acompañamiento y reinserción de los retornados. A partir del año 1993, con el incremento de la inmigración limítrofe hacia Chile, se inicia la labor de acompañamiento pastoral y social a los inmigrantes latinoamericanos, con la conformación de comunidades cristianas de inmigrantes peruanos, brasileños, argentinos, bolivianos, ecuatorianos, nicaragüenses, mexicanos y paraguayos.

Entre los principales hitos de su historia, se pueden destacar los siguientes:

1955 - 1973
Entre 1955 y 1963 INCAMI mantuvo el Hogar del Inmigrante ubicado en Quinta Normal.

Entre los años 1970 y 1990, las Diócesis del Sur de Chile implementaron oficinas diocesanas y servicios específicos de acompañamiento a los emigrados chilenos, principalmente los que se dirigían a Argentina y los que retornaban a Chile. En este período el trabajo de INCAMI llega a completar más de 9.000 documentos de regularización migratoria al año, especialmente para los chilenos residentes en Argentina, con la cooperación de la Comisión Católica Argentina de Migración y sus delegaciones diocesanas.

1973 - 1992
Entre 1976 y 1995, por mérito especialmente de los Obispos de Osorno, Mons. Francisco Valdés, y de Punta Arenas, Mons. Tomás González, se realizan varios encuentros binacionales entre obispos y delegados diocesanos de Pastoral Migratoria de Chile y Argentina para coordinar actividades conjuntas de acompañamientos pastoral y social de los emigrados chilenos en Argentina y de los retornados.

A partir de 1975 se edita la revista “Migrantes”, y entre 1989 y 2003, se edita la “Carta de Chile”, un instrumento de comunicación que se envía gratuitamente por correo a más de 3.000 personas y a las comunidades de chilenos en 20 naciones, con noticias e informaciones sobre Chile y las actividades de INCAMI al servicio de los emigrados chilenos.

En 1989, INCAMI organizó el seminario internacional sobre “Migración forzada y las dificultades de la Transición”, poniendo de relieve el problema del retorno, para cuyas necesidades el Instituto establece una sección especial de atención social a los retornados, que continúa su tarea incluso después del cierre de la Oficina Nacional del Retorno, en agosto de 1994.

En el ámbito misionero, INCAMI promovió varias misiones populares con las familias y comunidades de migrantes, entre las cuales se destacan las siguientes: entre 1978 y 1992 se realizan misiones con los emigrados chilenos de Villa Regina, Neuquén, Bariloche, General Roca y Mendoza, en Argentina. Particular importancia tiene la misión de 1993 en Neuquén, con el Obispo de Temuco a la cabeza. En enero de 1996, se realiza una misión para los chilenos de la periferia de la ciudad de Neuquén en Argentina con el Grupo Misionero de la Pastoral juvenil migratoria de la parroquia italiana para los Migrantes Ntra. Señora de Pompeya de Santiago. El mismo grupo promovió en enero de 1997 una visita sistemática a unas 400 familias de dicha parroquia para detectar la presencia inmigrantes; en 1998 realizó una misión para los chilenos del barrio La Favorita de Mendoza; en enero y julio de 1999 para los peruanos de la Región Metropolitana de Santiago; en enero del 2000 para las colectividades latinoamericanas de Santiago, en la cual se visitaron a más de 7 mil familias de inmigrantes; y en enero del 2001 y del 2002 para la colectividades latinoamericanas de Valparaíso y la V Región. Entre el 2001 y 2003 INCAMI promovió también dos misiones con las comunidades de migrantes de la Diócesis de Arica y una misión en la Diócesis de Iquique. Los Obispos Presidentes de INCAMI también realizaron varias visitas pastorales a las comunidades de emigrados chilenos residentes en América Latina, Europa y Australia.

1993 - 1999
Con el incremento de la inmigración limítrofe y del número de refugiados y solicitantes de acogida en Chile, en 1992, INCAMI abrió el hogar “Monseñor Scalabrini”, ubicado en la comuna de Macul, para brindar una solución habitacional transitoria a familias refugiadas y/o migrantes de escasos recursos.

Entre los años 1993 y 2000, INCAMI se ocupó de la agencia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ejecutando los programas de asistencia social, becas de perfeccionamiento y educación secundaria vocacional para los refugiados.

A partir de 1997, se realizan las Jornadas Migratorias de INCAMI, cuyo objetivo es hacer un análisis actualizado de la realidad migratoria y elaborar nuevas directrices tendientes a dar respuestas más efectivas a las nuevas exigencias de la movilidad humana en el actual contexto social y religioso.

2000 a la fecha
El 2000, el Instituto coordinó con el Ministerio de Obras Públicas y el Arzobispado de Santiago la apertura de la Capilla del Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago, para la atención pastoral de las personas que trabajan en transporte aéreo y los pasajeros que parten y llegan al terminal, quedando como capellán de la misma capilla el Pbro. Antonio Silva, del Obispado Castrense.

A partir de 2003, INCAMI promueve la implementación de Departamentos de Pastoral Migratoria en las diócesis. Estos departamentos se insertan como instancia específica, coordinadora de la pastoral y la promoción humana y social de los migrantes y sus familias, en consonancia con las orientaciones de la Santa Sede y del plan pastoral de sus respectivas diócesis.

El 4 de noviembre de 2004 la Iglesia chilena constituyó la Pastoral Circense, al alero de INCAMI, el organismo de la CECh orientado al trabajo pastoral con las distintas realidades de movilidad humana en el país.