INCAMI y la Pastoral Circense celebran el «Año de la Misericordia»

Home » INCAMI y la Pastoral Circense celebran el «Año de la Misericordia» » Delegaciones » INCAMI y la Pastoral Circense celebran el «Año de la Misericordia»
Recibidos por el Cardenal Ricardo Ezzati; el Orfeón de Carabineros, sacerdotes, payasos, contorsionistas, malabaristas y artistas circenses llegaron hasta la Plaza de Armas, en procesión, desde la iglesia de Santo Domingo, con el objetivo de ingresar por la Puerta Santa de la Catedral en el año extraordinario de la Misericordia.
img1

Santiago a, 06 de septiembre de 2016: El Instituto Católico Chileno de Migración INCAMI, el Departamento Arquidiocesano de Movilidad Humana y la Pastoral Circense celebró esta mañana el Jubileo 2016, Año de la Misericordia, llenando las calles del Centro de Santiago de alegría, color, magia e ilusión.
Luego que el Papa Francisco anunciara en Roma que este año sería el Jubileo de la Misericordia, un año santo extraordinario que dispone a la compasión y acogida hacia los que más sufren, los circos de Santiago se dieron cita para dar gracias y recibir el reconocimiento de la comunidad y de la Iglesia Católica por contribuir con su trabajo a generar misericordia, en alusión a las palabras del Papa:
“También esto es misericordia: sembrar belleza y alegría en un mundo a veces oscuro y triste… Vosotros sembráis esta semilla de alegría. Semilla que hace mucho bien a tanta gente que vosotros quizás no conocéis pero estad seguros…”
Con un sol que destacaba todavía más la variedad de formas y colores de la gran familia del circo, la jornada se inició a las 11.30 de la mañana con el encuentro de todos los artistas en la iglesia de Santo Domingo, donde se dio la bienvenida y se hizo referencia al por qué de celebrar un Jubileo Circense.
Acto seguido se inició la caminata liderado por payasos, contorsionistas y malabaristas; sacerdotes, entre ellos el Padre Márcio Toniazzo quien coordina la Pastoral Circense junto a INCAMI y al Departamento Arquidiocesano de Movilidad Humana. La música la puso el Orfeón de Carabineros que mezclados con los transeúntes que se unieron a la procesión, lograron hacer del Centro de Santiago una fiesta.
En Plaza de Armas el Cardenal Ricardo Ezzati les dio la bienvenida e invitó a cruzar juntos la Puerta Santa de la Catedral —abierta especialmente para este año siguiendo la apertura de la Puerta Santa de la Archibasílica de San Juan de Letrán, Catedral de Roma, y las puertas santas de las cuatro basílicas mayores de Roma—, no sin antes dar la bendición con agua bendita recordando nuestro bautismo, agregó.
En el interior de la Catedral se celebró una homilía donde Ezzati hizo hincapié en los sentimientos de cariño y cercanía que en esos momentos brotaban de su corazón por cada uno de los presentes: “A lo que representan, no solamente como un valor humano, un gran valor humano, sino también como un gran valor espiritual. Cuando tuve la ocasión de bendecir el inicio, les decía que la vida no es un circo, pero que la vida sin un circo carece de alegría, de sonrisa, de gozo. ¡Que hermoso que ustedes puedan ser las personas que con su trabajo profesional le regalan sonrisas a Chile!”.
Pasado el mediodía hubo una presentación artística en Plaza de Armas donde el payaso Pastelito, la contorsionista Catalina y la rueda de Jonathan desataron las risas y la admiración de los presentes. La jornada culminó con un compartir, en uno de los jardines de la Catedral, con comida típica colombiana llamado “Lechón” a base de arroz mezclado con verduras y carne desmenuzada de cerdo, una arepa y, la infaltable copa de vino. De postre una selección de chocolates para degustar a voluntad puso el toque dulce de cierre a una mañana mágica.

Fuente: INCAMI-Fundación Scalabrini

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
en Delegaciones, Sin categoría