Sin categoría

Home » Sin categoría

Encuentro de las comisiones episcopales de migraciones en América del Sur

en Sin categoría

Santiago de Chile, 13 de septiembre de 2017

Comisiones Episcopales Migraciones

Representantes de las Conferencias Episcopales de 10 países de América del Sur (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela), con la presencia del CELAM (Conferencia Episcopal Latinoamericana) y de la Sección Migrantes y Refugiados perteneciente al Dicasterio para el Desarrollo Humano e Integral, llevaron a cabo una reunión en Santiago de Chile en los días 12 y 13 de septiembre, coordinada por la Conferencia Episcopal de la República Argentina. El eje de la reunión estuvo en analizar la actual realidad sudamericana en temas de migración y refugio, como así también establecer los desafíos, oportunidades que la Iglesia Católica a través de su accionar percibe en una región que con sus propias características en lo que refiere a la movilidad humana, está inserta en un contexto global cada vez más complejo.
Durante el encuentro se presentaron las situaciones puntuales cada país en lo que hace a migración, refugio, tráfico y trata de personas, y marcos legales migratorios y de asilo. Ese ejercicio permitió tener una visión sudamericana, donde países de tránsito, origen, destino y retorno, e incluso aquellos que poseen todas o más de una de esas características, se transforman en piezas de un todo, por lo que las soluciones y por sobre todo el accionar de la Iglesia deba ser coordinado y sinérgico.
El encuentro también permitió profundizar en dos temas: Por un lado, presentar a través de la Sección Migrantes y Refugiados, los esfuerzos que la Iglesia viene realizando para los Pactos Mundiales de Migración y Refugio de 2018. Para ello, se expusieron los 20 puntos aprobados ya por el Papa Francisco, los cuales mediantes un plan estratégico y de acción presentado, se desean incluir en los Pactos (uno para migración y otro para refugiados). El período de negociación que finaliza en 2018 involucra cerca de 193 países, y donde la Sociedad Civil juega un rol importante, abren una oportunidad para una Iglesia que quiere ser protagonista de un hito histórico. Por último, se dedicó un tiempo especial a estudiar la actual crisis migratoria venezolana, como así también las futuras líneas de trabajo de la Iglesia Sudamericana.
Sin dudas fue un momento de encuentro muy positivo, que dejó un camino de trabajo intenso para los próximos meses, cuyo horizonte es hacer de la acogida, la protección, la promoción y la integración – 4 verbos con los cuales el Papa Francisco piensa la movilidad humana – las bases de una conciencia global que ya no permite ambigüedades.
A María, Madre de los Migrantes, encomendamos a todos nuestros hermanos que sufren el desplazamiento y la migración forzada.

Coloquio: “Los desafíos de la Migración desde la perspectiva de la Iglesia Católica.”

en Sin categoría

Slide1

Celebración eucarística – Día del Migrante 2017

en Sin categoría

Celebración eucarística – Día del Migrante Domingo 3 de Septiembre 2017

GUIÓN EUCARISTÍA – 2017

 

IMG_2729IMG_2742IMG_2683 IMG_2624IMG_2682IMG_2681IMG_2589

Celebración Día de Colombia

en Sin categoría

DSC_0107Un número importante de miembros de la comunidad de colombianos residentes en la ciudad de
Punta Arenas se dieron cita el día jueves 20 de julio a las 20:00 horas en la Iglesia Catedral, para
celebrar con una eucaristía el día Nacional de Colombia.
Por segundo año consecutivo, el padre obispo Bernardo presidio esta eucaristía en la Catedral que
congrego a los hermanos y hermanas de la comunidad colombiana que han fijado su residencia en
estas australes tierras.
En parte de su homilía les manifestó que aportan con su cultura a la cultura de Magallanes como
lo han hecho tantos hermanos venidos de otras tierras, sobre todo chilotes y croatas. También les
dijo que son bienvenidos a esta tierra, que no vienen a quitarle el trabajo a nadie sino a colaborar
con su trabajo en la construcción de esta tierra y les invitó a que enriquezcan la vida de nuestra
Iglesia Austral con sus expresiones religiosas y de fe, participando en la vida de las comunidades.
La celebración eucarística estuvo marcada por el colorido, la alegría y el encuentro. El Pastor los
invitó a sentirse como en casa y ofreció la comunidad para seguir reuniéndose y cultivar su fe y la
fraternidad.

DSC_0109 DSC_0111 DSC_0113 DSC_0118 DSC_0122

Jornadas Migratorias 2017

en Sin categoría
Las Jornadas Migratorias Programa Inscripciones Documentos

Jornadas Migratorias 2017

Migración y Trabajo

I.- Las XIX JORNADAS MIGRATORIAS INCAMI 2017, son una iniciativa del Instituto Católico Chileno de Migración – INCAMI– órgano dependiente de la Conferencia Episcopal de Chile y de la Red Internacional de Migración Scalabrini (SIMN, por sus siglas en inglés). Se realizan con la colaboración de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM); el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, por intermedio de la Dirección de Política Consular-Subdirección de Migraciones Internacionales; el Ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile a través del Departamento de Extranjería y Migración  (DEM); la Fundación Konrad Adenauer Stiftung y, la Biblioteca de Santiago.

Las XIX JORNADAS MIGRATORIAS INCAMI 2017 se desarrollarán los días 5 y 6 de Septiembre, en la ciudad de Santiago (Chile), en el Auditorio de la Biblioteca de Santiago, y contarán con la participación de diversos representantes, pertenecientes a Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC); organismos del Estado de Chile a nivel central y local; asociaciones de migrantes; representaciones consulares; organismos internacionales; además de los agentes de la pastoral de movilidad humana de las diócesis del país; representantes de diferentes congregaciones religiosas católicas que trabajan en la atención de personas migrantes en Chile; y estudiantes y representantes del mundo de la academia de distintas universidades e institutos profesionales.

II.- Materia específica de las XIX JORNADAS MIGRATORIAS INCAMI 2017

Las XIX JORNADAS MIGRATORIAS INCAMI 2017, se presentan como un espacio de reflexión crítica de la sociedad civil en Chile donde se abordan los desafíos que conlleva la gobernanza de las migraciones. Este año, el énfasis estará dado en el tema Migración y Trabajo, específicamente en los derechos fundamentales y obligaciones de las personas migrantes y sus familiares en Chile en un contexto de la cooperación internacional, y, los desafíos en materia de conformación de políticas públicas que se orienten en base a la gobernanza migratoria y que permitan la protección integral de los trabajadores migrantes. Lo anterior con el objetivo de seguir contribuyendo a la conformación de un nuevo proyecto de Ley para las Migraciones en Chile que posibilite una migración segura, regular y ordenada.

Conocer la percepción y desafíos que representan para la sociedad y para el Estado las recientes migraciones de cara a su inserción laboral efectiva en el país, supone cuestionarnos acerca de la configuración de las políticas públicas para aceptar, recibir y garantizar la inserción de los migrantes que llegan al país en búsqueda de trabajo. Tal situación implica un desafío para los distintos actores sociales y políticos (Estado, Gobierno, Sociedad y Mercado). Por consiguiente es necesario interrogarnos sobre la situación actual de los trabajadores migrantes, poniendo énfasis en los acuerdos en materia de garantía de DDHH para los migrantes y en todos aquellos tratados internacionales que el país ha ratificado en esta materia a nivel internacional.

Es importante tomar en consideración los compromisos adoptados por los Estados Miembros de las Naciones Unidas, en la Cumbre para los Refugiados y Migrantes, celebrada en Nueva York, en septiembre de 2016, particularmente referidos a aprobar (en 2018) un Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular. Este Pacto persigue el propósito de establecer una serie de principios, compromisos y entendimientos entre los Estados sobre la migración internacional, en todas sus dimensiones y aspectos, incluyendo los humanitarios, de desarrollo y de derechos humanos, entre otros. El Pacto se basará también en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que reconoció la positiva contribución de los migrantes al crecimiento inclusivo y al desarrollo sostenible, basada en el compromiso de que nadie se quede atrás. Trabajo decente y migración abarca toda la Agenda 2030, y será parte de los temas que abordará el Pacto Mundial.

Las jornadas se realizaran en la Biblioteca de Santiago – Matucana 151 – Santiago

Programa

Martes 5 de Septiembre 2017

13:30 – 14:00 Hrs ::: ACREDITACIÓN
____________
14:00 – 14:55 Hrs ::: MÓDULO INAUGURAL

Acto de apertura que contará con la participación de las entidades organizadoras y colaboradoras, con la presidencia de la CECH-INCAMI y SIMN, junto a la Presidencia del Senado de la República, Ministerio del Interior, Ministerio de Relaciones Exteriores; Ministerio de Desarrollo Social, la OIT y la OIM.

  1. E. Mons. Galo Fernández – Presidente de INCAMI
  2. Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile
  3. Ministerio de Desarrollo Social
  4. Diego Beltrand – Jefe Regional para América del Sur OIM
  5. Fabio Bertranou- Director Oficina Regional para el Cono Sur OIT
15:00 – 16:15 Hrs ::: MÓDULO 1: SESIÓN DE INTRODUCCIÓN TEMÁTICA

Conocer el estado del arte de la situación de los trabajadores migrantes: diagnóstico de flujos migratorios a nivel mundial y regional; patrones de las migraciones en Chile, avances y desafíos pendientes para el país en términos de gobernanza de las migraciones y de la cooperación internacional regional.

  1. XIMENA CLARK NÚÑEZ Directora Nacional INE. Contexto nacional.
  2. JORGE MARTÍNEZ, Área Población y Desarrollo (CEPAL -CELADE). Contexto regional.
  3. GABRIELA RODRÍGUEZ PIZARRO, CIDEHUM Costa Rica. Contexto mundial.

Modera y presenta: Luis Eduardo Thayer Consejo – Consultivo Nacional de Migraciones

16:15 – 16:45 Hrs ::: INTERVALO / CAFÉ
____________
16:45 – 17:45 Hrs ::: MÓDULO 2

Presentar los compromisos asumidos por Chile en términos de acceso a los derechos de los trabajadores migrantes en el país, de cara al derecho a migrar y a trabajar. Convención de los Trabajadores Migratorios y sus Familiares. Pacto Mundial. Agenda 2030

 

  1. SILVIA OLEGO, OIM Chile.
  2. PATRICIA ROA, OIT.

 

Modera y presenta: Camila Llopis Medina (Subdirección de Migraciones Internacionales – MinRel).

 

Miercoles 06 de Septiembre 2017

14:00 – 15:15 Hrs ::: MÓDULO 3

Diagnosticar las principales problemáticas evidenciadas por los trabajadores migrantes y sus familiares en Chile y apuntar líneas de acción desarrolladas en términos de acceso a derechos asumidos, en trabajo y previsión social, como también apuntar desafíos pendientes, en lectura simultánea con experiencias de gestión migratoria europea en acogida a migrantes y refugiados en la construcción de iniciativas locales, concretamente de Alemania.

  1. DOROTHEE LOEFFLER, Fundación Konrad Adenauer. Realidad de Europa y Alemania.
  2. ARACELY ORELLANA, Depto. Arqui-Diocesano de Pastoral de Movilidad Humana. Realidad local.
  3. PABLO VILCHES M., Consejero Nacional de la UNT (Unión Nacional De Trabajadores De Chile) e integrante de la Mesa SindicalMigrantes.

Modera y presenta: P. Leonir Chiarello c.s.

15:15 – 15:45 Hrs ::: INTERVALO / CAFÉ
____________
15:45 – 17:15 Hrs ::: MÓDULO 4

Profundizar el papel del Estado respecto a los compromisos planteados en materia de garantía de DDHH para los migrantes, las líneas de acción para cumplir las recomendaciones hechas al país en materia migratoria y laboral, y, la consolidación de capacidades de gobernanza migratoria para la protección de la migración laboral de cara a una migración segura, regular y ordenada.

 

  1. GABRIELA CABELLOS, Departamento de Extranjería y Migración
  2. BRANISLAV MARELIC, Instituto Nacional de Derechos Humanos
  3. MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES

Modera y presenta: Feliz Martínez, OIM.

17:15 – 17:55 Hrs ::: MÓDULO DE CIERRE Y SINTESIS

Este espacio se presenta como síntesis de la actividad buscando dar luces, sombras y sugerencias para el país a partir del diálogo realizado.

  1. GABRIELA RODRÍGUEZ PIZARRO, CIDEHUM Costa Rica.
  2. AGRADECIMIENTOS Y DESPEDIDA
18:00 – 19:30 Hrs ::: COCKTAIL DE CONFRATERNIDAD
____________

Inscribirse

> Inscribirse en linea*

*A contar de las 18 hrs. del 05 de Septiembre, las inscripciones en linea se encuentran cerradas. Las personas que desean participar del evento deben dirigirse directamente a la Biblioteca el mismo día a contar de las 13:30 horas.

Documentos

Invitación

Convocan

Jornadas Migratorias 2015Jornadas Migratorias 2015

Patrocinan

PATROCINAN logos jm 2017

 

 

 

Día del Migrante y del Refugiado 2017 y mensaje del Santo Padre

en Sin categoría
«Emigrantes menores de edad, vulnerables y sin voz»

Afiche

Queridos hermanos y hermanas:

«El que acoge a un niño como este en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado» (Mc 9,37; cf. Mt 18,5; Lc 9,48; Jn 13,20). Con estas palabras, los evangelistas recuerdan a la comunidad cristiana una enseñanza de Jesús que apasiona y, a la vez, compromete. Estas palabras en la dinámica de la acogida trazan el camino seguro que conduce a Dios, partiendo de los más pequeños y pasando por el Salvador. Precisamente la acogida es condición necesaria para que este itinerario se concrete: Dios se ha hecho uno de nosotros, en Jesús se ha hecho niño y la apertura a Dios en la fe, que alimenta la esperanza, se manifiesta en la cercanía afectuosa hacia los más pequeños y débiles. La caridad, la fe y la esperanza están involucradas en las obras de misericordia, tanto espirituales como corporales, que hemos redescubierto durante el reciente Jubileo extraordinario.

Pero los evangelistas se fijan también en la responsabilidad del que actúa en contra de la misericordia: «Al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgasen una piedra de molino al cuello y lo arrojasen al fondo del mar» (Mt 18,6; cf. Mc 9,42; Lc 17,2). ¿Cómo no pensar en esta severa advertencia cuando se considera la explotación ejercida por gente sin escrúpulos, ocasionando daño a tantos niños y niñas, que son iniciados en la prostitución o atrapados en la red de la pornografía, esclavizados por el trabajo de menores o reclutados como soldados, involucrados en el tráfico de drogas y en otras formas de delincuencia, obligados a huir de conflictos y persecuciones, con el riesgo de acabar solos y abandonados?

Por eso, con motivo de la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, que se celebra cada año, deseo llamar la atención sobre la realidad de los emigrantes menores de edad, especialmente los que están solos, instando a todos a hacerse cargo de los niños, que se encuentran desprotegidos por tres motivos: porque son menores, extranjeros e indefensos; por diversas razones, son forzados a vivir lejos de su tierra natal y separados del afecto de su familia.

Hoy, la emigración no es un fenómeno limitado a algunas zonas del planeta, sino que afecta a todos los continentes y está adquiriendo cada vez más la dimensión de una dramática cuestión mundial. No se trata sólo de personas en busca de un trabajo digno o de condiciones de vida mejor, sino también de hombres y mujeres, ancianos y niños que se ven obligados a abandonar sus casas con la esperanza de salvarse y encontrar en otros lugares paz y seguridad. Son principalmente los niños quienes más sufren las graves consecuencias de la emigración, casi siempre causada por la violencia, la miseria y las condiciones ambientales, factores a los que hay que añadir la globalización en sus aspectos negativos. La carrera desenfrenada hacia un enriquecimiento rápido y fácil lleva consigo también el aumento de plagas monstruosas como el tráfico de niños, la explotación y el abuso de menores y, en general, la privación de los derechos propios de la niñez sancionados por la Convención Internacional sobre los Derechos de la Infancia.

La edad infantil, por su particular fragilidad, tiene unas exigencias únicas e irrenunciables. En primer lugar, el derecho a un ambiente familiar sano y seguro donde se pueda crecer bajo la guía y el ejemplo de un padre y una madre; además, el derecho-deber de recibir una educación adecuada, sobre todo en la familia y también en la escuela, donde los niños puedan crecer como personas y protagonistas de su propio futuro y del respectivo país. De hecho, en muchas partes del mundo, leer, escribir y hacer cálculos elementales sigue siendo privilegio de unos pocos. Todos los niños tienen derecho a jugar y a realizar actividades recreativas, tienen derecho en definitiva a ser niños.

Sin embargo, los niños constituyen el grupo más vulnerable entre los emigrantes, porque, mientras se asoman a la vida, son invisibles y no tienen voz: la precariedad los priva de documentos, ocultándolos a los ojos del mundo; la ausencia de adultos que los acompañen impide que su voz se alce y sea escuchada. De ese modo, los niños emigrantes acaban fácilmente en lo más bajo de la degradación humana, donde la ilegalidad y la violencia queman en un instante el futuro de muchos inocentes, mientras que la red de los abusos a los menores resulta difícil de romper.

¿Cómo responder a esta realidad?

En primer lugar, siendo conscientes de que el fenómeno de la emigración no está separado de la historia de la salvación, es más, forma parte de ella. Está conectado a un mandamiento de Dios: «No oprimirás ni vejarás al forastero, porque forasteros fuisteis vosotros en Egipto» (Ex 22,20); «Amaréis al forastero, porque forasteros fuisteis en Egipto» (Dt 10,19). Este fenómeno es un signo de los tiempos, un signo que habla de la acción providencial de Dios en la historia y en la comunidad humana con vistas a la comunión universal. Sin ignorar los problemas ni, tampoco, los dramas y tragedias de la emigración, así como las dificultades que lleva consigo la acogida digna de estas personas, la Iglesia anima a reconocer el plan de Dios, incluso en este fenómeno, con la certeza de que nadie es extranjero en la comunidad cristiana, que abraza «todas las naciones, razas, pueblos y lenguas» (Ap 7,9). Cada uno es valioso, las personas son más importantes que las cosas, y el valor de cada institución se mide por el modo en que trata la vida y la dignidad del ser humano, especialmente en situaciones de vulnerabilidad, como es el caso de los niños emigrantes.

También es necesario centrarse en la protección, la integración y en soluciones estables.

Ante todo, se trata de adoptar todas las medidas necesarias para que se asegure a los niños emigrantes protección y defensa, ya que «estos chicos y chicas terminan con frecuencia en la calle, abandonados a sí mismos y víctimas de explotadores sin escrúpulos que, más de una vez, los transforman en objeto de violencia física, moral y sexual» (Benedicto XVI, Mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado 2008).

Por otra parte, la línea divisoria entre la emigración y el tráfico puede ser en ocasiones muy sutil. Hay muchos factores que contribuyen a crear un estado de vulnerabilidad en los emigrantes, especialmente si son niños: la indigencia y la falta de medios de supervivencia ―a lo que habría que añadir las expectativas irreales inducidas por los medios de comunicación―; el bajo nivel de alfabetización; el desconocimiento de las leyes, la cultura y, a menudo, de la lengua de los países de acogida. Esto los hace dependientes física y psicológicamente. Pero el impulso más fuerte hacia la explotación y el abuso de los niños viene a causa de la demanda. Si no se encuentra el modo de intervenir con mayor rigor y eficacia ante los explotadores, no se podrán detener las numerosas formas de esclavitud de las que son víctimas los menores de edad.

Es necesario, por tanto, que los inmigrantes, precisamente por el bien de sus hijos, cooperen cada vez más estrechamente con las comunidades que los acogen. Con mucha gratitud miramos a los organismos e instituciones, eclesiales y civiles, que con gran esfuerzo ofrecen tiempo y recursos para proteger a los niños de las distintas formas de abuso. Es importante que se implemente una cooperación cada vez más eficaz y eficiente, basada no sólo en el intercambio de información, sino también en la intensificación de unas redes capaces que puedan asegurar intervenciones tempestivas y capilares. No hay que subestimar el hecho de que la fuerza extraordinaria de las comunidades eclesiales se revela sobre todo cuando hay unidad de oración y comunión en la fraternidad

En segundo lugar, es necesario trabajar por la integración de los niños y los jóvenes emigrantes. Ellos dependen totalmente de la comunidad de adultos y, muy a menudo, la falta de recursos económicos es un obstáculo para la adopción de políticas adecuadas de acogida, asistencia e inclusión. En consecuencia, en lugar de favorecer la integración social de los niños emigrantes, o programas de repatriación segura y asistida, se busca sólo impedir su entrada, beneficiando de este modo que se recurra a redes ilegales; o también son enviados de vuelta a su país de origen sin asegurarse de que esto corresponda realmente a su «interés superior».

La situación de los emigrantes menores de edad se agrava más todavía cuando se encuentran en situación irregular o cuando son captados por el crimen organizado. Entonces, se les destina con frecuencia a centros de detención. No es raro que sean arrestados y, puesto que no tienen dinero para pagar la fianza o el viaje de vuelta, pueden permanecer por largos períodos de tiempo recluidos, expuestos a abusos y violencias de todo tipo. En esos casos, el derecho de los Estados a gestionar los flujos migratorios y a salvaguardar el bien común nacional se tiene que conjugar con la obligación de resolver y regularizar la situación de los emigrantes menores de edad, respetando plenamente su dignidad y tratando de responder a sus necesidades, cuando están solos, pero también a las de sus padres, por el bien de todo el núcleo familiar.

Sigue siendo crucial que se adopten adecuados procedimientos nacionales y planes de cooperación acordados entre los países de origen y los de acogida, para eliminar las causas de la emigración forzada de los niños.

En tercer lugar, dirijo a todos un vehemente llamamiento para que se busquen y adopten soluciones permanentes. Puesto que este es un fenómeno complejo, la cuestión de los emigrantes menores de edad se debe afrontar desde la raíz. Las guerras, la violación de los derechos humanos, la corrupción, la pobreza, los desequilibrios y desastres ambientales son parte de las causas del problema. Los niños son los primeros en sufrirlas, padeciendo a veces torturas y castigos corporales, que se unen a las de tipo moral y psíquico, dejándoles a menudo huellas imborrables.

Por tanto, es absolutamente necesario que se afronten en los países de origen las causas que provocan la emigración. Esto requiere, como primer paso, el compromiso de toda la Comunidad internacional para acabar con los conflictos y la violencia que obligan a las personas a huir. Además, se requiere una visión de futuro, que sepa proyectar programas adecuados para las zonas afectadas por la inestabilidad y por las más graves injusticias, para que a todos se les garantice el acceso a un desarrollo auténtico que promueva el bien de los niños y niñas, esperanza de la humanidad.

Por último, deseo dirigir una palabra a vosotros, que camináis al lado de los niños y jóvenes por los caminos de la emigración: ellos necesitan vuestra valiosa ayuda, y la Iglesia también os necesita y os apoya en el servicio generoso que prestáis. No os canséis de dar con audacia un buen testimonio del Evangelio, que os llama a reconocer y a acoger al Señor Jesús, presente en los más pequeños y vulnerables.

Encomiendo a todos los niños emigrantes, a sus familias, sus comunidades y a vosotros, que estáis cerca de ellos, a la protección de la Sagrada Familia de Nazaret, para que vele sobre cada uno y os acompañe en el camino; y junto a mi oración os imparto la Bendición Apostólica.

Vaticano, 8 de septiembre de 2016.

Papa Francisco

 

Caritas Internacional prepara campaña de migración “Compartiendo el viaje”

en Sin categoría
El próximo 27 de septiembre, el Papa Francisco lanzará al mundo la campaña de migración preparada por Caritas Internacional “Share the journey” o “Compartiendo el viaje”, que tiene por objetivo promover la cultura del encuentro, en comunidades en las que los migrantes y refugiados deciden crear sus hogares.

En una Carta firmada por el Presidente de la Confederación, Cardenal Luis Antonio Tagle, señala que: “Una de las preguntas más importantes que podemos hacernos como individuos, comunidades y países, en estos momentos de desplazamientos en masa de personas y tanta incertidumbre es: “¿Permito que el miedo prevalezca en mi corazón, o dejo que reine la esperanza?. A través de ‘Compartiendo el viaje’, Caritas espera disipar el miedo y entender las razones por las que tanta gente abandona su hogar en este momento de la historia. También busca inspirar a las comunidades para que establezcan relaciones con los refugiados y migrantes. “Queremos hacer brillar la luz y liderar el camino. La emigración es una historia muy antigua, pero nuestra campaña pretende ayudar a las comunidades a verla con nuevos ojos y corazón abierto”.

El texto del Cardenal Tagle agrega: “Caritas Internationalis tiene un destino de comunión y amor y somos reiteradamente llamados al mismo. En la Asamblea General de 2015, decidimos juntos que debíamos invertir nuestros esfuerzos unidos en una campaña global. Entendemos que sólo como Confederación unida de organizaciones, que se apoyan mutuamente, compartiendo, tenemos un poder real para cambiar las cosas. En palabras del Papa Francisco: “Cuando hay un “nosotros”, comienza una revolución. Nuestra campaña nos da la oportunidad de recordarnos, a nosotros mismos y a los demás, ciertas verdades. La Iglesia está llamada a ejercer la hospitalidad de Dios hacia los migrantes y los refugiados. Pero debemos recordar que no es una persona o un país a ser el anfitrión. Es hora de que todos nosotros recuperemos la profunda intuición bíblica de que es Dios el anfitrión. También debemos recordar que es Cristo a quien acogemos con agrado, cuando abrimos nuestros corazones a los inmigrantes y refugiados”, finaliza.

Un llamado a abrir los brazos

Durante el último año, Caritas Internacional ha trabajado en la implementación de esta campaña que será lanzada el 27 de septiembre por el Papa Francisco bajo el lema “Share the journey” y puesta en marcha en los cinco continentes. En América Latina y el Caribe el lema motivador será “Compartiendo el viaje” y una de las grandes acciones que se busca implementar en la Región es invitar a que todos abramos nuestros brazos para recibir a los emigrantes que llegan a nuestros países, rescatando todo su valor, cultura y aporte que pueden venir a realizar. Ver a los emigrantes como nuestros amigos, procurando una “cultura del ecuentro”, que les facilite su inserción teniendo siempre en cuenta que somos “Una sola familia humana”.

El equipo de trabajo de la campaña se encuentra afinando los detalles para su lanzamiento, la próxima reunón se realizará en la sede de Caritas Internacional el 12 y 13 de julio, en Roma. En dicho evento, se espera definir las piezas motivacionales de la campaña y los principales hitos que se realizarán durante su desarrollo, la cual concluye con la próxima Asamblea General de Caritas Internacional que será en mayo de 2019.

Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas
Gale5953ca5827a83_28062017_1125am

 

 

 

 

 

 

 

Actividades en Arica en el mes de Julio 2017

en Sin categoría

CELEBRACIÓN DE FIESTAS PATRIAS DE VENEZUELA, COLOMBIA Y PERÙ

 

VENEZUELA

En el marco de la celebración de los 206 años de Independencia de Venezuela el día domingo 9 de julio a  las 12:00 horas, en la Capilla Peregrino de Emaús, la Agrupación de Venezolanos residentes en Arica – AVA-, junto al INCAMI celebraron la Misa de Acción de Gracias  presidida por un sacerdote venezolano Israel, de la comunidad de los Agustinos quien se encontraba de vacaciones en la ciudad y concelebrada con el padre Beto coordinador de la Pastoral de Migrantes. La misa fue muy emotiva por la situación económica, política y social que vive Venezuela, donde invocamos a Dios para que se pueda superar esta grave crisis. Al finalizar la misa en la puerta del templo,  se realizó el gesto simbólico del lavado de la bandera, como signo de que se lave todo odio, hambre, corrupción,  migración forzada, violencia, muerte… y se restablezca la paz entre los mismos hermanos. Acto seguido a la actividad religiosa se realizó un rico almuerzo típico  el  “Pabellón“ venezolano, con la presencia de más de 35 personas.

COLOMBIA

El domingo 16 de julio día de la Virgen del Carmen, advocación que tiene mucho arraigo en el pueblo colombiano y como inició a la celebración de los 207 años de Independencia de Colombia se celebró una misa a las 12 horas en la Capilla Peregrinos de Emaús, Organizada por el INCAMI, el Consulado Honorario de Colombia y la comunidad colombiana que tuvieron una buena participación quienes entronizaron un cuadro del Divino niño Jesús del 20 de julio, el cual quedará en la capilla, terminada la misa se degustaron los platos de lechona y sancocho, comida típica colombiana, acompañados de cumbias, vallenatos, salsas… durante toda la tarde, donde se compartió un lindo momento de alegría y fiesta. A cada año participan más personas volviéndose una tradición.

 

PERÙ

Es tradición que por la cercanía de Arica y Tacna muchos de los peruanos residentes se trasladan a celebrar sus fiestas patrias a su país y es por ello que el sábado 22 de Julio celebramos la Misa de las fiestas patrias del Perú, la cual fue organizada por los miembros de la futura Hermandad del Señor de los Milagros que empieza a gestarse ya en la capilla como una forma de visibilizarla, junto al INCAMI – Pastoral de Migrantes- y acompañada por la comunidad Peregrino de Emaús. En la Celebración se presentó un cuadro  pintado al óleo del Señor de los Milagros y donado por La Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Peruana.

Para el mismo 28 día de la Independencia la Agrupación de peruanos residentes Arica sin Fronteras celebrará una Misa junto al INCAMI y posteriormente harán un compartir con comida típica.

20170722_204707 20170716_133116 20170716_131837 20170716_125346 20170709_133045 20170709_132945

Documento Final de VI encuentro de obispos y agentes de pastoral de las fronteras solidarias de Bolivia-Perú-Chile, Puno Perú, Junio de 2017

en Sin categoría

Cliqueen para ver los documentos:

 

Foto grupal oficial

Iglesia en La Serena asume Pastoral con los Migrantes

en Sin categoría
Un desafío perentorio
Iglesia en La Serena asume Pastoral con los Migrantes

Foto 12

En entrevista Arzobispo de La Serena destacó importancia de acoger a las personas provenientes de otras latitudes, tanto en el orden social como eclesial.

Foto 3

En dos asambleas eclesiales realizadas el año 2014, la Arquidiócesis de La Serena definió sus Orientaciones Pastorales  2015-2022, que fueron aprobadas y promulgadas por el Arzobispo René Rebolledo el 12 de junio de 2015. Un gran número de laicos, representando a las parroquias, movimientos apostólicos y nuevas comunidades, junto a los sacerdotes y diáconos, como también religiosas, religiosos y seminaristas, concordaron trabajar en torno a cuatro prioridades que se deben promover con decisión y audacia: la familia, el medio ambiente, las vocaciones y la Pastoral con los Migrantes. En relación a esta última, el Pastor Arquidiocesano aborda en esta entrevista los principales retos que significa para la Iglesia en La Serena acoger a personas procedentes de otras latitudes.

¿Qué motiva a la Arquidiócesis un acercamiento a los migrantes?

La población de migrantes es un hecho, va en aumento en nuestra región, como también en otros sectores del país. Estamos llamados a acogerles y acompañarles como hermanos y hermanas. El mismo Jesús vivió con María y José la experiencia de la migración. La Iglesia es una familia que no conoce fronteras; somos un pueblo peregrino. Nuestro país es bello, el Señor lo ha enriquecido en múltiples formas. Sin embargo, no debemos olvidar que no es la patria definitiva, todos somos peregrinos en camino a la celestial.

¿Cómo ha inspirado el ejemplo del Papa Francisco esta prioridad pastoral?

El Santo Padre Francisco en su testimonio personal, en su enseñanza, en los documentos, nos ha dado un ejemplo extraordinario de cómo se acoge y se sirve a los hermanos migrantes. Por otra parte, los obispos latinoamericanos, en el Documento de Aparecida que fija los grandes criterios pastorales en nuestro continente, nos han desafiado a asumir “proféticamente esta pastoral específica con la dinámica de unir criterios y acciones que ayuden a una permanente atención a los migrantes, que deben llegar a ser discípulos misioneros” (DA n. 412).

¿En qué forma se busca organizar esta pastoral?

Estimo que debemos dar prioridad a una toma de conciencia acerca de la presencia de los migrantes en nuestros pueblos y ciudades, como también al imperativo de acercarnos a ellos, invitarlos a nuestras comunidades, compartir fraternalmente sus gozos, problemas y dificultades. Corresponde a la Vicaría de Pastoral Arquidiocesana profundizar en los objetivos señalados en las prioridades pastorales para concretar el anhelo manifestado por laicos y consagrados en las asambleas eclesiales sobre la inserción de los migrantes en las comunidades.

¿Cuáles son esos objetivos?

Ante todo, debemos promover la Pastoral del Migrante que en su definición es muy amplia. No obstante, las acciones pueden ser bien concretas y diversas. Por ejemplo, favorecer espacios de acogida, especialmente para quienes han llegado recientemente; integrarlos a la vida comunitaria, respetando sus tradiciones, modos de ser, expresiones culturales, entre otros. Por otra parte, es posible gestionar redes de apoyo que favorezcan instancias de interacción a todo nivel, especialmente en el intercambio de experiencias que pueden ser enriquecedoras para todos.

Además, nos debe interesar fortalecer una pastoral sistemática y permanente que acompañe íntegramente a los migrantes. Para ello será necesario sumar fuerzas con otras instituciones sociales y estatales. De gran importancia en este sentido son las comunidades educativas: a los niños y jóvenes debemos desafiar a ser acogedores con los migrantes, que aprendan a respetarlos y a tratarlos como hermanos. ¡El encuentro de las culturas es siempre un gran enriquecimiento!

Ha habido expresiones contrarias en relación a la presencia numerosa de migrantes en nuestro país. ¿Qué reacción le merece?

Todos estamos llamados a respetar las leyes del Estado, también en estos aspectos. Sin embargo, la Palabra del Señor es clara y también lo son las orientaciones de la Iglesia. Por ello, desde la fe que compartimos con gran parte de los migrantes, nos corresponde favorecer condiciones para que ellos se sientan acogidos en su dignidad como hijos de Dios y miembros de la Iglesia, como vecinos con iguales derechos, que aspiran a un desarrollo humano, intelectual y espiritual. No debemos olvidar tampoco que muchos de nuestros compatriotas, familiares y amigos, en circunstancias complejas, fueron acogidos en otros países y tratados con dignidad. Estoy cierto que nadie olvidará el bien recibido en un país que no le vio nacer, pero que su gente supo integrarlos, como a uno de los suyos. En verdad, en esto también se verifica el más genuino espíritu cristiano. ¿No es verdad que es bello sentirse hijos de una gran familia que no conoce fronteras? Hagamos honor a una de nuestras canciones tradicionales “y verás como quieren en Chile, al amigo cuando es forastero”.

¿Un mensaje a la Arquidiócesis para profundizar en esta pastoral?Foto 2

Me permito volver sobre expresiones ya dichas. La presencia de los extranjeros en nuestras tierras no es un problema, sino un don. El Santo Padre Benedicto XVI se expresó sobre ello: “la realidad de las migraciones no se ha de ver nunca sólo como un problema, sino también y sobre todo como un gran recurso para el camino de la humanidad” (Benedicto XVI, Alocución, Angelus, 14 de enero de 2007).

¡Construyamos con ellos la gran familia de los hijos de Dios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Página 1 de 812345...Siguiente »